Colectivo Ornitológico de Gran Canaria

S.O.S. POR LA AVIFAUNA CANARIA EN EL DÍA MUNDIAL DE LAS AVES.

    Hoy día 2 de octubre se celebra el Día Mundial de las Aves. Por este motivo es conveniente tener en cuenta ciertos aspectos de lo que sucede en las Islas Canarias al respecto.
 
    Si bien algunas especies de la avifauna presente en Canarias están teniendo una evolución favorable en lo que a sus poblaciones se refiere, otras especies están en un estado lamentable e incluso a punto de desaparecer en algunas islas.
     Como ejemplo podría valer el caso del chorlitejo patinegro en Gran Canaria con apenas unas pocas parejas nidificantes que podrían ser contadas con los dedos de una mano y sobrarían dedos. Otro caso significativo sería el del cuervo grande, que se encuentra en una situación preocupante en algunas islas, y que aparece incluido en el apartado de en peligro de extinción en el Catálogo de especies protegidas de Canarias.
     Del estado poblaciones de otras especies no se tiene muchas noticias, como pudiera ser el caso del gorrión chillón. Es lamentable que lleguen a desaparecer especies de algunas islas, sin que la gente de a pié de la calle antes ni siquiera se hayan enterado de que existían dichas especies.
 
     A las "viejas" amenazas como pueden ser la caza furtiva o los envenenamientos que a día de hoy se siguen produciendo, se suman "nuevas" amenazas aún más perjudiciales algunas de ellas, como por ejemplo el tráfico ilegal de especies a lo grande a través en Internet; Choques contra cristaleras de canchas deportivas; Nuevas especies invasoras como las serpientes; etc.
     No olvidemos tampoco las noticias que nos llegaban hace poco, como por ejemplo la detención de una persona por tráfico ilegal de pinzón azul en Tenerife, o el ya más que famoso asadero de pardelas en el islote de Alegranza, que acabó con la imputación de una veintena de personas.
 
    Para cambiar esta situación hay que cambiar también el modelo actual de protección de la avifauna canaria, donde actualmente unos pocos políticos y técnicos se reunen entre ellos y deciden a qué especie y/o espacio se debe dedicar los esfuerzos y presupuestos, y acto seguido realizan adjudicaciones a dedo a las mismas empresas de siempre para que lleven a cabo el Proyecto elegido.
    Esto está dando lugar a que se empleen altas cantidades de recursos para proyectos que no parecen ser prioritarios e incluso poco efectivos, y que sin embargo las especies más amenazadas no cuenten con planes de recuperación, tal y como es obligatorio por Ley. 
     Para ello se debe abrir el abanico participativo, contando con la opinión y participación de las demás entidades con conocimientos en el tema. 
 
     Está claro que la prioridad debe ser la proteger los espacios antes que las propias especies, pero eso no quita que por razones éticas e incluso de imperativo legal se lleven a cabo acciones concretas para preservar especies determinadas cuando están en peligro sus poblaciones, sobre todo teniendo en cuenta que para obtener ayudas europeas para los LIFE, se están utilizando ciertas especies de aves como emblemas. 
 
    Es función de todos y no de unos pocos, realizar actividades de defensa de la avifauna canaria y de la Naturaleza canaria.
 
Santiago Sánchez,
Presidente del Colectivo Ornitológico de Gran Canaria.